Ahora más que nunca es de vital importancia para un negocio el mantener clientes satisfechos y más aún, incrementar las ventas.

Si es bien sabido que por naturaleza humana tenemos un arduo deseo de sentirnos importantes, entonces ¿Por qué no tomarlo en cuenta la próxima vez que visitemos o nos visite un cliente en nuestra tienda?

En estos tiempos tan difíciles se requiere de mayor habilidad que la cotidiana para poder vender, los compradores serán más exigentes al momento de intercambiar su dinero por algún artículo, entonces es imperativo el quitarse la imagen del vendedor terco, aquel que andaba de puerta en puerta con sus enciclopedias y adoptar la imagen de un verdadero asesor.

Hay que dejar que el cliente sienta que está comprando, no que le estamos vendiendo. Volviendo a la naturaleza humana, es normal que cuando alguien nos dice algo que no nos gusta o nos incomoda, nos pongamos a la defensiva, en ese momento, el cliente puede levantar una barrera en contra de tu producto, tienda o incluso ante ti.

Un buen asesor sabe escuchar y ofrecer al cliente la mejor solución, recuerda que cuando alguien quiere comprar algo es porque necesita satisfacer una necesidad o resolver un problema, entonces ¿Porqué no tomarnos el tiempo de indagar lo que realmente el cliente está buscando?

Si realmente quieres que tu cliente sepa lo importante que es para tu negocio, sigue estos 5 puntos.

1.- Permite que hable. Trata lo más que puedas de aguantarte las ganas de hablar y hablar de lo bueno que es tu producto, por el contrario permite que tu cliente sea quien hable. Si te permites escucharlo podrás saber en realidad lo que busca.

2.- Si tiene dudas, acláralas. No dejes nada al azar, lleva siempre contigo todo lo necesario para que a tu cliente no le quede duda de lo bueno que es tu producto o servicio. Si no tienes la respuesta dile con confianza que no sabes, pero que te de la oportunidad de investigarlo.

3.- Si prometes algo, cúmplelo. Fácil, si en el punto anterior el cliente te hizo una pregunta sobre tu producto o servicio que no pudiste aclarar, llegando a tu negocio investiga la respuesta y envíala por mail.

4.- Nunca hables mal de la competencia. Si tu cliente dice que el producto de la competencia es mejor que el tuyo, mejor quédate con las ganas de hablar mal de ellos, por el contrario acepta que los productos de la competencia son buenos y que tu producto es el que mejor cubre su necesidad.

5.- Haz anotaciones. Anota los puntos más importantes al momento de hablar con tu cliente, esto hará dos cosas muy importantes, primero te permitirá llevar todas las dudas de tu cliente, así como los puntos más importantes con lo que podrás hacerle saber porqué tu producto es el que más le conviene, y por otro lado, tu cliente sentirá que realmente está diciendo cosas con valor, imagínate nada más ¿Cuánto valor tendrá lo que dice para que sea digno de ser anotado en tu libreta?

No dejes pasar la oportunidad de hacer sentir a tu cliente que realmente es importante para tu negocio y no solo porque él es el dueño del dinero, si no porque nos interesa como persona y ser humano. Vender es un deporte, practícalo a diario y vuélvete un experto.

Tags Technorati: , , ,

Si te gustó al articulo, vota por el dando clic en el botón.
votar