Las Pymes, por encima de cualquier negocio, deberían formarse a partir de la detección de una necesidad.

Me atrevería decir que un alto porcentaje de las Pymes que nacen en este país se forman a partir de situaciones fortuitas como: “Me rentan un local muy barato”, “Mi esposa hace unos pasteles riquísimos”, “Sobró una máquina en la fábrica de mi papá”, o simplemente: “Siempre he querido abrir un restaurante”.
Estos motivos son válidos, pero llevan un riesgo mayor porque deben insertarse en un mercado que probablemente no los necesita (en dicho tiempo y espacio).
Lo ideal sería crear un negocio a partir de identificar un síntoma, una necesidad o un “dolor” en la gente cercana al negocio que haríamos.
Una gran diferencia entre una empresa grande y una Pyme es que la primera puede llegar a modificar hábitos, crear nuevos y hacer que sus clientes de adecuen a sus condiciones. En cambio, la gran oportunidad de una Pyme radica en la identificación clara de necesidades particulares, donde la gran empresa no puede o no le interesa llegar.
Hay un buen ejemplo que llama mi atención:
En la planta inferior del centro comercial Interlomas, ubicado en la zona poniente del Valle de México, se puede encontrar un pequeño espacio comercial, de unos 3 metros cuadrados, donde un audaz contador público abrió un local de servicios fiscales y contables, que da servicio a los diferentes locatarios y habitantes de la zona. En dicho establecimiento se puede solicitar una declaración anual, imprimir facturas, algún trámite en Hacienda o gestoría de algún tipo.
Este local es atendido personalmente por el contador, y es él y solo él quien abre, cierra, trabaja y vende para este negocio que con seguridad nació de entender un “dolor” o necesidad latentes. Desconozco sus utilidades, pero siempre hay que hacer fila para ser atendido, y estoy seguro de que la renta de esos 3 metros cuadrados se pagan sin problema.
Casos como éste denotan la importancia de las Pymes en nuestra sociedad, somos aquellas empresas que llegamos a donde las grandes no nos ven o no les interesa llegar. Pero lo recomendable es hacerlo con previa identificación de una necesidad, no a partir de una habilidad, talento o dinero sobrante.

Siganme también en Twitter: http://www.twitter.com/ageifman

Si te gustó al articulo, vota por el dando clic en el botón.
votar

6 comentarios

  1. Anónimo // 19 de enero de 2010, 15:21  

    Siempre he pensado que una empresa es una empresa y no importa si es un ejercito de 1 o de 1000

    El anteponer PyM a tu empresa sicologicamente hace que te detengas en PyM y no pienses en crecer

    por lo tanto siempre recomiendo que no se minimize el esfuerzo de iniciar la empresa ( lo que emprendes ) y lo confines a PyM

    Si bien requieres registrarte ante gobierno como PyM que eso no sea el titulo que te detenga a crecer

    saludos

  2. Jorge R. // 19 de enero de 2010, 16:21  

    Muy cierto lo que comentas, además quisiera agregar que la mayoría de las veces por las cuales una pequeña empresa no crece es porque el dueño está demasiado ocupado en cuestiones operativas como las ventas y la cobranza, que no se da la oportunidad de planear el crecimiento.
    O simplemente no quiere, es cuestión de romper paradigmas, quitarse el "Para que? si siempre han funcionado las cosas así".
    Gracias por tu comentario!

  3. Jorge Mafud [Mafud Abogados] // 19 de enero de 2010, 23:33  

    Me pareció muy interesante el artículo ya que tienes razón... generalmente las PyMEs nacen de un talento u oportunidad mas que de la detección de una necesidad.

    Por otro lado, como abogado, me he dado cuenta que, además, muchas PyMEs sufren por la falta de asesoría profesional, ya sea de mercadotécnia, de ventas, fiscal o legal.

    Mi área es la legal y a veces uno se da cuenta que grandes problemas de una PyME pudieran haberse solucionado con una pequeña consulta.

    Saludos!

    Jorge Mafud

  4. Dianhita Espinoza // 9 de junio de 2010, 19:35  

    En mi opinion creo ke el articulo es muy bueno ya que una PyMe se empieza con una gran idea y pocos recursos pero tmb estoy en la posicion de ir creciendo y no quedarse en la idea de ser PyMe,,, Buscar apoyos del gobierno es una buena idea para empezar.
    Saludos

  5. Fernando Vazquez // 21 de julio de 2010, 10:31  

    La importancia de una Pyme radica precisamente en el hecho de encontrar un nicho especializado, en el que su producto o servicio contribuya a llenar ese pequeño gran mercado de los cuales existen muchos sin explotar.
    Saludos

  6. Innovacion // 1 de septiembre de 2011, 15:21  

    La verdad quedé encantado con tu ejemplo del contador en la plaza interlomas, particularmente creo que este tipo de personajes nos habla de alguien que supo identificar esa "necesidad" dque mencionas en tu artículo, la verdad me parece que el señor contador hizo toda una innovacion, por que jamás habia oido de alguien que aprovechara de fomra tan eficiente un local en una plaza comercial aprovechandose de la necesidad de los mismos locatarios.

    Muy buen articulo y excelente ejemplo! :D