Todos alguna vez en nuestra vida hemos necesitado del servicio de alguien, o mejor aún, alguna vez en nuestra vida, hemos brindado un servicio a alguien más.

¿Si el servicio es parte de nuestras vidas, entonces, qué es lo que nos lleva a dar un mal servicio?

Más del 80% de los clientes que no regresan a un establecimiento para una segunda compra es porque recibieron un mal servicio.

Como emprendedor, lo menos que puedes hacer es dar un mal servicio a tus clientes. Por eso hoy vamos a platicar un poco sobre los puntos más importantes para ofrecer un excelente servicio, ya sea que tú lo brindes o que sea alguien dentro de tu empresa el que tenga asignada esta tarea.

1.- Sonrie. Lo primero que debes hacer desde que te levantas es sonreir, es la mejor manera de iniciar el día. Asegurate de que cuando estes frente al espejo te brindes una gran sonrisa, nadie puede resistirse a devolver una sonrisa, haz el experimetno si gustas. En este momento, al primer cliente que entre a tu tienda, a la primer persona que veas, sonríele y te puedo asegurar que te devolvera la sonrisa. Aún mejor si tu trabajo es atender el teléfono, cuando hables hazlo siempre con una sonrisa, aunque no me creas, la persona que está del otro lado de la línea lo va a percibir y hará que tengas una mejor conversación.


2.- Sientete bien contigo mismo. Si estás enfermo, enfadado o consado, será muy difícil ofrecer un buen servicio. Toma un momento para descansar, asegurate de serntirte bien. Los clientes no tienen la culpa de llo que te sucedió la noche anterior, ni tienes porque descargar tus frustaciones con ellos.


3.- Separa tus problemas personales de tu trabajo. Aunque es un punto demasiado obvio, muy pocas personas tienen la facilidad de hacer esto. Como proveedor de servicios o como emprendedor nuestro trabajo siempre nos llevará a estar contacto con otras personas, así que asegurate de que tus problemas personales no interfieran con tu trabajo y visceversa.


4.- Nada es personal. Cuando un cliente llega molesto a tu establecimiento está molesto con la empresa o con el producto, no contigo. Tal vez no obtuvo lo que pensó al adquirir algún artículo y por esto decide cambiarlo o reclamar por un buen servicio. Es muy importante que recuerdes esto pues ésto te llevará a no tomar los reclamos de manera personal, además te evitará llegar a discusiones inútiles.


5.- Si te equivocaste, disculpate. Cuando el cliente del punto anterior te encuentra en la mejor disposición y en vez de recibir insultos y reclamos, recibe un "Señor, usted tiene toda la razón, permitame ayudarle y ofrecerle una disculpa", seguramente quedará desarmado para seguir discutiendo.


Intenta llevar a cabo estos puntos en tu vida cotidiana pues en conclusión de lo que se trata es de que estés bien contigo mismo y de esta manera ser un excelente proveedor de servicios.


Hasta la próxima y felices ventas.

Si te gustó al articulo, vota por el dando clic en el botón.
votar