Crece con fuerza un nuevo modelo de comercialización en el cuál el precio no está asociado a la calidad del producto.

El descuento como un modelo de comercialización está cambiando, y adquiere cada vez más fuerza, pero sin asociarse con la calidad del producto o servicio. Así como típicamente relacionamos los precios bajos con calidad baja, hay un nuevo paradigma que dicta precios bajos con óptima calidad.
El caso más reciente y elocuente es el de las aerolíneas: Ya contamos con una atractiva oferta de transporte aéreo, de buena calidad y de bajo costo, en un modelo que requiere ciertos sacrificios para el usuario, pero que gustosamente asumen.
Tenemos a Interjet, Viva Aerobús, Alma y Volaris, entre otras. Debo reconocer que en un principio al escuchar sobre las aerolíneas de bajo costo pensé en jamás subirme, sin embargo el paradigma se rompió rápidamente al percatarme de un buen producto.
Sus equipos son modernos, e inclusive más cómodos que los de las empresas líderes, y su precio es radicalmente inferior. ¿Cómo lograron esto?. A través de efectuar ahorros en su cadena de suministro: Operan en su mayoría desde un aeropuerto más lejano que les permite pagar un “derecho de piso más barato”, sin grandes instalaciones o restaurantes de lujo, los boletos se adquieren directo y sin intermediarios o comisiones para agencias de viajes, y a mayor anticipación en la compra menor es el precio.
Otro ejemplo exitoso es el caso del refresco Big Cola. Impensable resultaba cualquier esquema para competir con el gigante rojo y su seguidor azul, pero las condiciones actuales ya lo permiten. Existe el antecedente de “Fiesta Cola”, un producto que intentó competir hace más de 25 años, pero en un mercado dependiente del envase de vidrio retornable. Al cabo de un par de meses, el envase de Fiesta Cola desapareció misteriosamente del mercado, y con el toda su presencia.
En esta ocasión Big Cola ha tomado varios puntos de participación de mercado a base de un esquema de bajo costo gracias a una diferente estrategia de distribución: En vez de entregar producto en cada tienda de abarrotes, el cliente lo recoge en pequeños depósitos, lo cual representa un importante ahorro de distribución dentro del costo del producto. Es un producto de calidad aceptable, más barato, pero implica un pequeño esfuerzo del cliente.
Los clubes de precio son otro ejemplo más: Grandes almacenes con aspecto de bodegas, que manejan sólo mercancía líder en sus respectivos mercados, con empaques grandes, sin empacadores y sin bolsas. Todo esto a cambio de calidad y bajo precio.
Un cuarto ejemplo se ubica en el segmento hotelero. Existe ya una oferta atractiva de hoteles de prestigio, a un atractivo costo ($599.00 por noche), pero con habitaciones más pequeñas, falta de una cafetería y de servicios adicionales como gimnasio, lavandería, etc.

Son tres las condiciones que deben cumplirse para que un esquema de bajo costo pueda funcionar:

1.Debe tratarse de un producto o servicio cuyo referente o líder tenga un alto o mayor costo de adquisición.
2.Se debe ofrecer un producto de calidad óptima.
3.El producto debe pertenecer a una categoría madura y previamente establecida con el consumidor.

Si se cumplen previamente estas 3 condiciones, una estrategia de bajo costo tiene altas probabilidades de éxito. Pronto veremos más servicios bajo este esquema, como instituciones de salud y servicios automotrices.

Una buena calidad con bajo precio y ajustes en la cadena de suministro, permiten costear y sostener una buena estrategia de bajo costo.

Si te gustó al articulo, vota por el dando clic en el botón.
votar

2 comentarios

  1. Ana Lucia // 10 de noviembre de 2009, 8:24  

    Estimados Señores:

    Perdonenme contactarme con ustedes a través de esa casilla, pero no encontre un mail o formulario de contacto.

    Estaba leyendo Pymes en México, debido a que estoy buscando sitios que esten ligados con emprendedores para poder divulgar el sitio Guerra Creativa y dar un ejemplo en vivo de Crowdsourcing.

    Me gustaria saber si estarian interesados en postear acerca de esto en su blog.

    Aquí debajo tienen una pequeña descripcion de Guerra Creativa.

    Guerra Creativa es una plataforma para diseñadores gráficos y también permite a los nuevos emprendedores obtener logos para sus nuevos negocios utilizando el concepto de Crowdsourcing (tercerización).

    La página es http://es.guerra-creativa.com/pages/about y tenemos tambien un video http://www.youtube.com/watch?v=oydrrLqEuJs

    Desde ya agradezco su tiempo y su atención y espero su respuesta.

    Saludos cordiales,
    Ana Lucia Gimenez

  2. Cynthia Aceves // 20 de enero de 2010, 15:40  

    Hola!soy de Monterrey, Nuevo León y hablando de aerolíneas de bajo costo quiero comentar sobre Vivaaerobus www.vivaaerobus.com esta es una muy buena PyMe que creo está creciendo en comparación con otras aerolíneas como las que se mencionan en el artículo.

    De hecho actualmente está aumentando el número de destinos tanto nacionales como internacionales para lograr un mayor número de pasajeros.

    Mi experiencia con Vivaaerobus ha sido muy buena, y los precios que ofrece son la mejor promoción que tiene